Mostrando entradas con la etiqueta cactus. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cactus. Mostrar todas las entradas

sábado, 5 de agosto de 2017

Gymnocalycium mihanovichii

El Gymnocalycium mihanovichii es una cactácea originaria de Paraguay y Argentina.
Es un pequeño cactus globular, de unos 5-7 cm. de diámetro, con 7 costillas recorridas por unos duros surcos de color blanquecino en sus filos coronados por ápices de tres pequeñas espinas. Necesitan un sustrato poroso y estar a pleno sol. Durante el invierno suspender totalmente el riego. Florece de mayo a septiembre, con flores acampanadas de tubo corto y pétalos rosáceos. Se reproduce fácilmente por semilla.
Existen variedades de la Gymnocalycium mihanovichii sin clorofila que no son capaces de crear raíces y vivir por si mismas, por lo que necesitan un patrón para sobrevivir. Son, por ejemplo, las variedades rubrum o hibotán.

Gymnocalycium mihanovichii

cactus gymnocalycium mihanovichii

Desde esta vista cenital podemos ver claramente las siete costillas característica de este gymnocalycium.


Comienza a brotar la primera flor del gymnocalycium mihanovichii.




Detalle de la flor, de colores blancos y rosas.



fruto del cactus gymnocalycium mihanovichii

Y este es el aspecto del fruto.

sábado, 11 de julio de 2015

Gymnocalycium baldianum

El Gymnocalycium baldianum es un cacto del género Gymnocalycium procedente de la provincia de Catamarca en Argentina. Es de forma globular, de unos 7 centímetros de diámetro y color verde oscuro. Sus costillas, entre 9 y 14, están formadas por pequeños bulbos de cuyos ápices surgen las areolas de pequeñas espinas. La floración aparece en primavera y verano. Sus flores acampanadas, a diferencia de las demás especies de Gymnocalycium, son de color rojo intenso. Aunque de desarrollo bastante lento, el gymnocalycium baldianum es una planta muy adaptable; en verano acepta muy bien el pleno sol aunque en invierno es mejor protegerlo de las bajas temperaturas y mantenerle completamente seco el sustrato. 

cactus de Argentina Gymnocalycium baldianum.

cactus de Catamarca

cactus Gymnocalycium-venturianum

Aquí vemos que comienzan a aparecer las flores del gymnocalycium baldianum :

capullos de flores de cactus

En esta ocasión nuestro cactus ha dado dos flores, aunque pueden dar hasta seis o siete. También puede darse el caso más extraño de que sólo salga una.

flores del cactus Gymnocalycium baldianum

La primera de las flores comienza a abrirse:

flor abriéndose

cactus floreciendo

inflorescencia en cactus Gymnocalycium

Visto lateralmente se ve mejor la forma de trompeta de las flores del gymnocalycium :

floración de cactus


sábado, 21 de marzo de 2015

Rebutia arenacea

Cactus globuloso de porte pequeño-medio originaria de Cochabamba, Bolivia. Tiene unas pequeñas y muy finas espinas radiales de color blanco sedoso. Su floración, diurna, aparece a finales de primavera-inicios de verano, aunque es necesario que durante su fase de reposo invernal se guarde en un lugar fresco y seco para que pueda desarrollar sus yemas florales. Sus flores, normalmente naranjas y con forma de trompeta, surgen de las areolas próximas al ápice. La rebutia no es un cactus exigente en cuanto al suelo, aunque es conveniente abonar con un fertilizante rico en potasio para favorecer la floración. Se reproduce fácilmente a partir de semillas. En cuanto a posibles plagas, la rebutia arenacea es muy proclive a los ataques de cochinillas harinosas. Para eliminarlas, quítelas cepillando son un pequeño pincel y después aplique derris líquido.

rebutia arenacea
En esta foto podemos apreciar bien las pequeñas espinas de la rebutia arenacea.

cactus globular rebutia arenacea
Vista cenital de la rebutia.

cactus en maceta rebutia
Como podemos apreciar bien en esta foto, el ápice de la rebutia arenacea está un poco deprimido.

flores del cactus rebutia arenacea
La inflorescencia de la rebutia arenacea, como en la mayoría de los cactus globulares, es en forma anular.

floración de cactus

flores de la rebutia arenacea
Las flores son de un color amarillo-anaranjado.

martes, 6 de mayo de 2014

Cactus Templo de Buda, Crassula Kimnachii

Planta crasa producto de la hibridación entre la crassula pyramidalis y la crassula perfoliata var. falcata. Recibe su nombre por el gran parecido a un templo budista que tiene gracias a su forma columnar heredada de la crassula pyramidalis y a sus gruesas hojas carnosas hojas carnosas propias de la falcata. Estas hojas son de color verde-grisáceo, cubierto de una vellosidad blanca que lo protege de la luz solar intensa y le ayuda a mantener la humedad. Cuando llega a su crecimiento máximo, de entre 15 a 20 cms, comienza a dar hijuelos con los que podremos reproducir nuestro cactus Templo de Buda con bastante facilidad. Del extremo superior da sus flores, a principios de primavera; un racimo de pequeñas flores de color blanco-rosado. Aunque es una planta de fácil cultivo hay que tener cuidado con el exceso de riego y con la cochinilla.

cactus templo de Buda

Vista desde arriba, el cactus templo de Buda tiene forma de estrella de cuatro puntas :


cactus hibrido buddha temple

Las hojas carnosas de la Crassula Kimnachii o Templo de Buda  se vuelven más grisaceas cuanto más sol directo reciben.

crasula templo de buda o kimnachii

En esta foto podemos ver como surgen los brotes nuevos de entre las hojas carnosas de la crassula kimnachii :

brotes nuevos del cactus templo de buda

reproduccion del cactus pagoda

De la base del cactus también pueden salir muchos de estos hijuelos :

hijuelos de cactus templo de buda

Cuando los retoños que le surgen a la crásula Templo de Budha adquieren un tamaño importante los debemos separar del tallo principal para que no lo deformen y quede torcido, ya que si toca el suelo puede estropearse por la humedad o coger hongos.

injerto de cactus templo de buda
Una vez separados los hijos tendremos la oportunidad de utilizarlos para reproducir nuestro cactus plantándolos en un buen sustrato para injertos.

Si las condiciones son las adecuadas, en pocos días aparecerán las primeras raices en nuestro mini-cactus.

reproduccion de cactus crassula kimnachii

lunes, 21 de abril de 2014

Rhipsalis russellii

Planta epífita y litófita perteneciente a la familia de las cactaceae procedente de Bahía y zonas forestales de la parte oriental de Brasil. Sus hojas son planas y alargadas, de entre 15 y 20 centímetros, que crecen en forma de segmentos enlazados que cuelgan de los árboles en los que viven en su hábitat natural. Los bordes de las hojas de la Rhipsalis russellii son ondulados y de color rojo-violaceo. De las areolas de los bordes de las hojas surgen las flores, de un centímetro de diámetro aproximadamente y color blanco. Florece a principios de verano. Da unos pequeños frutos esféricos de unos 5 milímetros de color púrpura que surgen de las areolas de la hojas. 

Rhipsalis russellii

Al ser una planta epífita, a la que las hojas tocan cualquier superficie desarrollan raices con gran facilidad.

planta epífita y litófita

Como podemos ver en esta foto, las flores de la rhipsalis russellii son muy pequeñas.

rhipsalis flower

Las hojas de la rhipsalis son muy finas y alargadas.

cactus de brasil

viernes, 4 de abril de 2014

Opuntia vestita cristata, cactus del algodón

La opuntia vestita cristata es un cactus procedente de suramérica, concretamente de la zona compredida entre Brasil, Bolivia, Uruguay y Argentina. La etimología de la planta proviene de su peculiar apariencia; cristata por la forma crestada de los tallos y vestita por los abundantes pelos blancos que “visten” estas crestas. Estos pelos no tienen la misma apariencia durante todo el año; en invierno forman una mata muy densa, sin embargo a medida que va aumentando la temperatura se van perdiendo la mayoría de estos pelos para dejar lugar en verano a unas finas hojas de forma cilíndrica de unos 2 ó 3 centímetros. La opuntia vestita cristata tarda bastante en dar sus flores, normalmente de color rojo intenso y de unos 2 ó 3 centímetros de diámetro. Al encontrarse en sus hábitats naturales a gran altura, a la opuntia cristata le gustan los lugares aireados y a semi-sol, protegiendola del intenso sol del verano y de las heladas del invierno. Hay que tenerla en un terreno bien drenado, ya que es una planta con tendencia a la podredumbre por exceso de humedad. 

Austrocylindropuntia vestita

Como podemos ver en esta foto, los tallos no son muy gruesos. Suelen tener entre 1 y 2 centímetros de grosor.

cactus Opuntia vestita cristata

Aquí podemos ver las pequeñas hojas puntiagudas que coronan las crestas de la opuntia vestita cristata.


cactus del algodón

cactus opuntia del hombre viejo

En invierno la opuntia vestita suele adquirir un color violáceo :

cactus opuntia en invierno

domingo, 22 de diciembre de 2013

Opuntia cilíndrica

La opuntia cilíndrica o Austrocylindropuntia cylindrica es un cactus perteneciente a la subfamilia de las Opuntioideae, el más numeroso de toda la familia cactaceae. Es originaria de Ecuador y Perú aunque se ha adaptado a vivir en casi todas las partes del mundo de clima cálido.
Es un cactus arbustivo con tallos en forma de crestaciones coronadas por una pequeñas areolas blancas de las que surgen sus pequeñas espinas. La floración surge entre la primavera y el verano, con unas flores grandes en relación al tamano de los tallos, normalmente de color rojo-rosado. Es una planta muy poco exigente en cuanto al sustratro y muy fácil de reproducir por esqueje, aunque deberemos tener cuidado con no regarla en exceso o se podrirá rápidamente. En invierno es mejor protegerla del frio, si bien puede llegar a tolerar alguna helada breve. El resto del año podremos tener nuestra opuntia cilíndrica a pleno sol.

cactus Austrocylindropuntia cylindrica

Como vemos en esta foto, las espinas de la opuntia cilíndrica son muy pequeñas :

espinas del cactus opuntia cilindrica

jueves, 15 de agosto de 2013

Tephrocactus flexispinus

Los Tephrocactus son unos cactus pertenecientes al grupo de la Opuntioideas, si bien forman una subgrupo bastante diferenciado de las demás opuntias. Procede de Suramérica, principalmente de Argentina. Los tephrocactus, al igual que el resto de Opuntioideas, se caracteriza por tener una pequeñas hojas que se caen en las primeras fases de desarrollo de la planta. Esta variedad de tephrocactus, el tephrocactus flexispinus, se compone de secciones globulares cubiertas de pequeñas espinas muy flexibles, de ahí el nombre de  flexispinus.
El tephrocactus flexispinus es un cactus muy resistente que tolera bien las bajas temperaturas e incluso alguna breve helada invernal. El resto del año lo debemos tener al aire libre y a pleno sol preferiblemente. A mediados de verano producirá una floración diurna, con pequeñas flores generalmente blancas de unos 3 ó 4 centímetros como máximo.

cactus de la familia de los Tephrocactus

Aquí podemos apreciar claramente la forma globular del t. flexispinus.

cactus Tephrocactus flexispinus

Como vemos las espinas son muy pequeñas.

plantas y cactus de la familia de las Opuntioideas

Aún y cuando por un período largo de sequía o por temperaturas muy bajas nuestro tephrocatus adquiera un aspecto de enfermo, no debemos desesperarnos; el tephrocactus flexispinus es uno de los cactus más resistentes y con un poco de paciencia y buenos cuidados veremos cómo se recupera.

cactus globular

cacti Tephrocactus flexispinus

viernes, 4 de enero de 2013

Echinocactus grusonii, asiento de suegra

El Echinocactus grusonii, conocido popularmente como asiento se suegra, es uno de los cactus más populares y extendidos del mundo. Es originario del estado mejicano de Querétaro, y aunque como decíamos anteriormente es uno de los cactus más comercializados, es una especie gravemente amenazada en su estado natural. Es de forma esférica o globular, pudiendo llegar a medir hasta 1 metro de diámetro. Es una especie muy longeva, un Echinocactus grusonii puede vivir unos 10 años en una maceta y hasta 100 en estado salvaje. Cuando la planta se ha hecho ya muy grande y ha recibido una intensa exposición al sol, da unas pequeñas flores amarillas en forma de corona en la parte superior de la planta. El asiento de suegra es uno de los cactus que mejor soporta el frio del invierno, llegando a aguantar heladas breves. Generalmente agradece estar a pleno sol. Al no tener generalmente brotes laterales la multiplicación del Echinocactus grusonii se realiza por semillas.

cactus Echinocactus grusonii

cactus asiento de suegra

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...